Manteniendo una Colombia megadiversa

 Por el Dr. Peter Bickerton

Hogar de un asombroso 10% de todas las especies de animales y plantas de la tierra, la biodiversidad de Colombia es asombrosamente rica y variada. Desde las altas montañas de los Andes que descienden hasta la selva amazónica, hasta las grandes extensiones de pastizales, como las de los llanos, además de los páramos, las islas tanto en el Océano Pacífico como en el Mar Caribe, Colombia es un tesoro de vida que prospera en diversos hábitats.

El Earlham Institute está en el corazón de una red internacional cuyo objetivo es preservar, mantener y enriquecer la biodiversidad de este país fascinantemente diverso.

Con una superficie de 1.142 millones de kilómetros cuadrados, Colombia es de lejos, el más pequeño de los cinco países con mayor biodiversidad del mundo. Sin embargo, después de Brasil, Colombia es el segundo país más “megadiverso” del planeta.

Biodiversidad con la que podemos presumir.

Conocida como “la tierra de los mil ritmos”, la rica herencia musical de Colombia en realidad reclama más de 1025 ritmos folclóricos distintos extraídos de una mezcla única de música española, nativa colombiana y africana.

Desde los ritmos bien conocidos como la Cumbia y el Vallenato, hasta ritmos costeros menos conocidos como el Currulao, es difícil igualar a Colombia cuando se trata de géneros musicales, y lo mismo puede decirse de la abundante diversidad natural de Colombia.

Colombia lidera el mundo en diversidad de aves, ocupando el segundo lugar después de Brasil en la cantidad de diferentes anfibios y plantas. Ayudado por sus vastos y variados paisajes que abarcan montañas, ríos, selvas tropicales, praderas e islas, no es de extrañar que Colombia presuma de contar con una cantidad tan rica de especies diferentes.

Más de la mitad de Colombia está cubierta de bosques naturales (un área del tamaño de Francia), con un país que cuenta con 55,000 especies de animales y plantas, de las cuales 3,625 son completamente exclusivas de Colombia. Para poner esto en perspectiva, el Reino Unido tiene menos de 100 especies endémicas.

En los últimos años, Colombia ha visto un aumento del 16% en la deforestación debido a los efectos combinados de la tala, la minería, la siembra de coca y la sequía.

Colombia lidera el mundo en diversidad de aves, ocupando el segundo lugar después de Brasil en la cantidad de diferentes anfibios y plantas. Ayudado por sus vastos y variados paisajes que abarcan montañas, ríos, selvas tropicales, praderas e islas, no es de extrañar que Colombia presuma de contar con una cantidad tan rica de especies diferentes.

Más de la mitad de Colombia está cubierta de bosques naturales (un área del tamaño de Francia), con un país que cuenta con 55,000 especies de animales y plantas, de las cuales 3,625 son completamente exclusivas de Colombia. Para poner esto en perspectiva, el Reino Unido tiene menos de 100 especies endémicas.

Channel-billed Toucan
Channel-billed Toucan

Las amenazas a la biodiversidad.

En medio de toda esta maravillosa biodiversidad, las amenazas para conservarla en el siglo XXI son muchas. Entre estas tememos el conflicto armado entre el gobierno Colombiano y las FARC, donde, a pesar de haber firmado un cese al fuego y más adelante un acuerdo de paz a finales de 2016, poniéndole fin a cinco décadas de conflicto armado.

A la luz de este momento histórico en la historia colombiana, la nueva red ‘BRIDGE (Biodiversidad, Responsabilidad, Innovación, Desarrollo, Crecimiento, Educación) Colombia, fundada por nuestra Directora de Ciencia Federica Di Palma, conectará institutos de investigación en el Reino Unido y en Colombia con aliados públicos y privados para ayudar a estimular el crecimiento económico y social en torno a la biodiversidad.

Aunque Colombia es el cuarto país más rico de América del Sur, en las zonas rurales, un 85% de la población vive por debajo del umbral internacional de pobreza. En muchas regiones está en marcha una reprimarización de la economía, es decir, la industria está volviendo hacia métodos de producción primaria, como la tala y la minería.

La agricultura también es una amenaza constante para la vida silvestre nativa, con una extensa producción ganadera que reemplaza franjas de bosque natural, mientras que la demanda inagotable de sustancias ilícitas todavía es testigo de las extensas plantaciones de coca que alimentan el tráfico internacional de drogas.

En los últimos años, Colombia ha visto un 16% de aumento en la deforestación debido a los efectos combinados de la tala, la minería, la siembra de coca y la sequía. El 20% de su uso está vinculado a la agricultura, mientras que se espera que la población urbana del país aumente a más del 81% para 2020 – lo que también contribuirá con la alarmante tasa de deforestación.

Deforestation is a major threat to biodiversity. Image: Shutterstock
La deforestación es la amenaza más grande a la biodiversidad. Foto: Shutterstock

Combatiendo la deforestación.

 Entre 1990 y 2012 la cobertura forestal general de Colombia cayó del 56.8% al 52.6% , mientras que se estima que la producción de cocaína por sí sola podría representar una pérdida de bosque de 600,000 hectáreas entre 2000 y 2011.

Sin embargo, al igual que con muchas regiones amazónicas, el principal impulsor de la deforestación es la ganadería, que representa alrededor de la mitad de la pérdida de los bosques en Colombia .

Sin embargo, los números no representan la verdadera tragedia, en cuanto a que la mitad de todas las especies de árboles en la región amazónica de Sudamérica se enfrentan a la extinción .

A pesar de una falta previa de inversión en políticas ambientales, Colombia se ha comprometido recientemente a tener una deforestación neta de cero para 2020. Esto, junto con una reducción de la actividad militar en las regiones de la selva tropical, abre una posibilidad interesante de colaboración sobre la mejor manera de promover y preservar la conservación de la biodiversidad vital del país.

 

Comprensión de la biodiversidad.

Junto con las amenazas a la agricultura mencionadas anteriormente, también existe una serie de desafíos a enfrentar cuando se trata de promover y mantener la conservación en Colombia.

Es vital preservar la biodiversidad, lo que garantiza que podamos alimentar y nutrir a una población mundial en expansión de manera sostenible. La diversidad genética presente en los ecosistemas naturales es primordial para ayudarnos a comprender cómo adaptarnos mejor a los grandes desafíos agrícolas, como el aumento de la incidencia de plagas y enfermedades en un clima que cambia rápidamente.

Sin embargo, debido a varios factores y a pesar de los mejores esfuerzos de institutos como el Instituto de Ciencias Naturales y el Instituto Humboldt , actualmente existe una falta de información sobre la biodiversidad y una valoración adecuada de la biodiversidad en Colombia.

Esencialmente, aún no conocemos el alcance completo de la biodiversidad en Colombia, y todavía tenemos que determinar el valor económico de esta biodiversidad; especialmente con relación a una mejor comprensión de los impulsores y de las proyecciones de la pérdida de biodiversidad.

A spectacular view from a cave, home to many different and specially adapted species. Photo: Felipe Villegas.Una vista espectacular desde una cueva, hogar de muchas especies diferentes y especialmente adaptadas. Foto: Felipe Villegas.

 

Colaboración en biodiversidad.

Además, con la producción ganadera que emplea alrededor del 30% de las personas de las regiones rurales, y que al mismo tiempo promueve la biodiversidad local, debemos asegurarnos de que esto esté en línea con el desarrollo sostenible de las economías rurales.

Aquí es donde esta nueva red pretende ayudar. Liderando un grupo de instituciones del Reino Unido que trabajan junto con socios colombianos, BRIDGE Colombia tiene como objetivo ayudar a fomentar el desarrollo innovador en la promoción de la biodiversidad a través del trabajo realizado en estrecha colaboración con Colombia Bio, el programa nacional de Colciencias.

La asociación tiene como objetivo abordar los desafíos antes mencionados mediante el fomento de actividades de investigación comunes, la movilización y la capacitación de investigadores, todo esto mientras se implementan las técnicas más modernas en ciencias de la conservación, incluida la secuenciación del genoma de próxima generación y la bioinformática.

 

Un futuro biodiverso para que todos disfruten.

Debería ser obvio, y es para muchos, que sería prudente preservar la biodiversidad del mundo por encima de cualquier otra cosa. Desde los insectos que polinizan nuestros cultivos y las lombrices de tierra que revuelven nuestro suelo, hasta los árboles y otras plantas que actúan como los pulmones de nuestro planeta, hasta los pequeños microorganismos que mantienen todo circulando en equilibrio: no seríamos nada, no comeríamos nada y no podríamos respirar, sin la diversidad de vida que existe en este planeta.

En un país que alberga hoy en día una de cada diez especies que viven en la tierra, es evidente que debemos preservar su impresionante variedad de vida magnífica, y este reciente acuerdo representa un gran salto en la dirección correcta.

Colombia tiene algunos lugares espectaculares para ver, y su biodiversidad lo hace aún más especial para los turistas.

Tourists at Ciudad Perdida. Image: Jenny Leonard, Shutterstock.Turistas en Ciudad Perdida. Imagen: Jenny Leonard, Shutterstock.

Original publicado por el Earlham Institute en:
http://www.earlham.ac.uk/keeping-colombia-megadiverse